Izmir. Casa de Ozan.

1

Noche gloriosa,

sueño regalado por un dios generoso.

La luz se expande dentro de la oscuridad.

Catarsis colectiva en busca de una armonía dificil.

Nos bebemos la vida con una sonrisa efectiva.

La felicidad somos nosotros, bailando, bajo el techo

del paraíso más perfecto jamás creado.

 

2

Nos deslizamos entre las finas hebras de la realidad

y las ampliamos con ese danzar eterno cuya vibración

celebran y comparten estrellas y protones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s