Archivo mensual: octubre 2012

Un amanecer nos vio beber rosas ardientes mientras yacíamos sobre el céntrico barro de nuestra improvisada luna de miel suicida. El parque somnoliento guardó profundas huellas de un amor húmedo y ambos acampamos en corazón ajeno, desayunando besos y mordiscos letales.

Publicado en Poesía | Deja un comentario